Dolor de espalda y pecho

Enlace Patrocinado

Si padeces repentinamente de dolor de espalda y pecho puede responder a un síntoma de varias enfermedades que desarrollaremos a continuación. Es importante conocer otros síntomas además de ese característico dolor de espalda y pecho.

Lo primero hay que mantener la calma, la mayoría de las veces es solo un dolor muscular.

Dolor repentino

El dolor repentino en la espalda alta y en el pecho usualmente ocurre en personas que levantan objetos pesados, se doblen para enfrente, o en actividades donde ocupan torcerse o una combinación de estos movimientos. También se puede ocasionar por actividades tan simples como levantar un lápiz o estornudar.

Causas:

Este tipo dolor es causado usualmente por la ruptura del tejido conectivo alrededor de las articulaciones de la espalda alta con el espasmo muscular asociado.

Una de las causas más comunes de dolor de la espalda alta repentino sin irradiación a los brazos es la hernia de disco.

Ver también:

Dolor crónico

Se ve más en individuos que tiene movimientos repetitivos o prolongados de estirmaineto hacia delante, torcerse, actividades donde levantan objetos pesados o actividades donde permanecen mucho tiempo sentados (ejemplo: estar sentados enfrente de la computadora por horas.

Una de las causas más comúnes de dolor crónico de espalda alta es la hernia de disco dorsal.

Dolor-de-espalda-baja

Dolor de pecho y espalda en pacientes mayores

En pacientes mayores podría tratarse de un evento cardiovascular como es el infarto al miocardio. Debe acudir con su médico para que lo descarte. Debes pensar en un evento cardiovascular cuando se acompaña de falta de aire, palpitaciones, historia familiar de infartos, irradiación de dolor al brazo izquierdo.

Si podría tratarse de patologías más graves, como ser un síntoma de la disección aórtica, ese dolor debería extenderse hacia los brazos y las piernas, pero además de ello se debería presentar un cuadro de hipertensión arterial.

1.- Disección Aórtica:

Se trata de una enfermedad grave que puede devenir en un riesgo de vida, es causado por un daño en las paredes de la aorta torácica y en algunos la aorta abdominal. La complicación de esta enfermedad es la ruptura de las paredes de la aorta llegando a ocasionar la muerte por choque hipovolémico .
Dolor de espalda y pecho

2.- Infarto al miocardio:

Este dolor es muy fuerte, punzante, agudo, a veces se irradia al brazo izquierdo, la mandíbula y el cuello que desaparecerá y aparecerá repentinamente. No obstante para que se trate de un ataque al corazón, ese dolor debería ubicarse en el centro del pecho con una sensación de opresión, un dolor intermitente, agudo y punzante.

3.- Fibromialgia:

Esta enfermedad localiza el dolor en la zona de la pared torácica. Es un dolor agudo y sordo en el centro del pecho que empeora al moverse o al respirar. Se produce una inflamación de los cartílagos intercostales provocando también dolor a otras zonas musculares.

4.- Compresión nerviosa

El dolor comienza en la espalda extendiéndose al centro del pecho. Podría ser causado por una hernia de disco.

5.- Dolor muscular

Este dolor puede tener que ver con afecciones en los músculos de la espada, en la columna vertebral, en las costillas, en la pared torácica, en la piel, en los nervios relacionados con la espalda, en los pulmones o puede producirse por una infección en la tráquea o pulmonar o una infección en el pericardio también provocará dolor de pecho. Los órganos abdominales como el estómago, el páncreas o la vesícula pueden provocar dolor de pecho.

Ver también:

No obstante ante estos síntomas lo más importante es que si los estás padeciendo no dejes de hacer una consulta con un médico que pueda derivarte a un especialista, pues no siempre puede tratarse de una grave enfermedad.

6.- Dolor causado por mala postura

El dolor podría ser causado por los malos hábitos posturales. Al permanecer sentado mucho tiempo para trabajar se genera un estrés a nivel de los músculos de los hombros con un consecuente dolor de espalda y pecho, con lo cual solo será necesario un momento de relajación. Si padeces habitualmente de este tipo de dolor puedes revertirlo modificando la posición al sentarte.

Sin embargo es importante que un médico determine la causa de ese dolor, pues un dolor en la espalda que se irradia al pecho debe ser diagnosticado exclusivamente por un profesional de la salud, ya que es la única forma de conocer con exactitud si conllevará o no conllevará a riesgos extremos ese dolor de espalda y pecho.








Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *