¿Qué es la espondilosis lumbar?

Enlace Patrocinado

La espondilosis lumbar es una de las malformaciones que se da en la columna vertebral y que puede ser muy dolorosa. De todas las afecciones que puede llegar a tener un vértebra ésta, es una de las más populares y también de las que más complicaciones está dando a pesar de que con un buen tratamiento, no tiene por qué ser grave ni crónica. En muchas ocasiones esta insuficiencia en las vértebras lumbares se da debido a la falta de calcio y es lo que provoca que haya determinadas desviaciones en la espalda que resultan muy dolorosas.

Por lo general, la espondilosis lumbar aparece entre las edades de 25 y 35 años que es cuando se comienzan a presentar las primeras desviaciones de los discos lumbares y la degeneración de los mismos. A esa misma edad pueden aparecer otras complicaciones como las hernias discales que pueden llevar a nuestra columna vertebral también a su desgaste y de aquí, a sufrir complicaciones tales como esta que estamos comentando.

Espondilosis-lumbar

¿Cuáles son los síntomas de la espondilosis lumbar?

Los síntomas de la espondilosis lumbar pueden ser muy diversos y variados por tanto, no podemos centrarnos en un punto concreto como aquello que provoca este tipo de complicaciones en nuestra columna vertebral. A continuación, vamos a enumerar detenidamente algunos de los síntomas que puede provocar la misma:

  • Dolor de pecho y brazos
  • Presión en los hombros
  • Rigidez en el cuello
  • Dificultad al caminar
  • Falta de coordinación en los movimientos
  • Pérdida de reflejos

Como vemos, nuevamente todo lo que tenga relación con nuestra espalda y la columna vertebral también se refleja de manera directa en el cuello y es que el cuello al estar unido a la espalda, forma parte del conjunto que puede interferir en los dolores que hacen que nuestra espalda se resienta. La espondilosis lumbar se fija más que nada en las vértebras lumbares pero sus efectos se pueden dar en todo el cuerpo.

La espondilosis lumbar puede aparecer en el curso de distintas enfermedades, la más conocida de las cuales quizás sea la espondilosis anquilosante. Entre los demás procesos que pueden cursar con espondilosis se incluyen la siriasis y ciertas enfermedades intestinales, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. A veces sigue a determinadas infecciones intestinales y enfermedades genitales, lo que suele conocerse como enfermedad de Reiter. Se desconoce la causa exacta de estos procesos, pero todos ellos tienen en común el hecho de que pueden conducir a espondilosis, y en ocasiones a artritis en las articulaciones de los miembros.

Parece probable, sin embargo, que estas condiciones se deban a una respuesta anormal del sistema inmune o defensivo del organismo, de forma que los leucocitos se acumulan en el tapizado de las articulaciones vertebrales. Esto se aplica sobre todo a la espondilitis anquilosante, en la que la inflamación articular precede a la formación de puentes óseos entre esas articulaciones. Así se produce la pérdida de movilidad y, en los casos más severos, la columna puede permitir la rigidez parcial o total lo que termina por ocasionar al paciente un fuerte dolor de espalda.








Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *